↑ Volver a FAPee

IN MEMORIAM

Pedro Pablo Berruezo Adelantado

Tenías que ser tú, tras largos años recorridos por la asociaciones, llenas de mujeres y hombres luchadores,  quien pusieras la sensibilidad y el entusiasmo necesarios para armonizar lo que parecía no tener solución: unir a todas las asociaciones profesionales de psicomotricistas en un ente común, la Federación.
Desde tu primera llamada en el año 1996, nadie dudó de que fuera necesario encontrarnos para su creación y, posteriormente, en cada reunión, tenías la calma suficiente como para llevarnos al consenso sobre aquello que estuviéramos trabajando. Todo estaba por hacer y lo hicimos contigo, como un timonel al frente que sabía marcar el rumbo.
A veces nos parece que de un momento a otro vas a aprecer con tu buen humor, con tus divertidos chistes, para disipar las tensiones de un largo día de debate y laborioso trabajo. ¡Cuánto te echamos de menos!
Has dejado fuerte huella en quienes nos movemos con la psicomotricidad. No dudes de que el espíritu que nos impulsó en la lucha por el reconocimiento de nuestra disciplina y de nuestra profesión, sigue vivo en todos nosotros. Gracias eternamente.

Hemos llegado al crepúsculo neutro

donde el día y la noche se funden y se igualan.

Nadie podrá olvidar este descanso.

Pasa sobre mis párpados el cielo fácil

a dejarme los ojos vacíos de ciudad.

No pienes ahora en el tiempo de agujas,

en el tiempo de pobres desesperaciones.

Ahora sólo existe el anhelo desnudo,

el sol que se desprende de sus nubes de llanto,

tu rostro que se interna noche adentro

hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa.

                                              (Mario Benedetti)